Sitio Lufso

Etiquetas




Si me decís – #9

http://sitiolufso.com/biblioteca/si-me-decis/

Si me decís –Hola- contesto tomándote de las manos. Si me decís una mirada, buscame bajo tu cuello. Si me decís -Chau- das encendido a un sonámbulo. Si me decís –Adelante- yo beso hasta tu médula. Si me decís un beso, espero que tengás guardaespaldas. Si me decís –Te Quiero- descolgame de un cometa. Si […]


Noctámbulo

http://sitiolufso.com/obras/noctambulo/

Mira lector dentro de la sombra ávida:/en todos los rincones se encuentra el poeta./Rueda deformado por la inspiración cautiva./¿Puedes reconocer en él la humana veta?/Ciertamente tiene los ojos complicados./Lo que ves no es la simple y dolorosa materia./Es su alma la que lucha y va arrastrando/ el cuerpo dado aquel que suplica miseria./ Miremos lector […]


La dama y el maestro

Acuarelas

http://sitiolufso.com/obras/acuarelas/

Me pintaste los labios con tu acuarela silenciosa con tu callada estela de frutos de sábanas y almohadas silenciosas. Tocaste la música de los labios, cautelosa y en las notas del deseo mi lengua despertó revoltosa. Arropaste mi boca: al calor de entre mi boca. Como a un río a mis labios llevaste a tu […]


Desde las cenizas

http://sitiolufso.com/biblioteca/desde-las-cenizas/

¡Qué mezquina es la tierra en otoño! ¡Qué avariciosa es su hambre por las hojas! Que no ha dejado un hueco crudo para mis versos sumergidos en congojas. Yo los hice mientras ella no estaba, atando sus recuerdos de algodones sobre las horas perspicaces de la tarde cuando el sol falsificaba sus dones. No llegaron […]



Antes del alba

http://sitiolufso.com/biblioteca/antes-del-alba/

He perdido las albas de tanto dormirme al final de las horas soñando tus manos junto a las mías en la soledad del mundo. Las mañanas me recuerdan a dos flores que despiertan en un tallo y al canto unificado de las aves. Todo en el alba encuentra un beso para dar pero yo que […]


Juego de niños

http://sitiolufso.com/biblioteca/juego-de-ninos/

Nos recuerdo a los dos pequeños de todo lo que consuma la vida. ¿Niña, quieres jugar conmigo? y tus ojos asentaban felicidad. De risa era la corona que te cubría mientras la alegría reposaba mis hombros. Jugabas conmigo en mi infancia perdida con tu vestido de centellas y cenicientas. Lucias tu cabello de fantasía melódica […]


La mujer estatua

http://sitiolufso.com/biblioteca/la-mujer-estatua/

La claridad de la siesta la consuma en su total artificio de abejas y cinceles, eléctrica, suave, en el centro del día que en sus cabellos se entrega. Callada bajo el silencio de los árboles, apoderada de la energía de las flores que en su cuerpo el perfume propaga, sube hasta mi boca un grito […]