Sitio Lufso

Biblioteca

Chegusan – #46

Con respeto:
1° Se rompe la cáscara y se extraen los pesos interiores, a estos se les agrega los ahuyentavampiros picados con perejil, algún otro secreto más y la pálida plata salada (a gusto).
2° Una vez pasada el alma roja por las caricias del cuchillo, se embebe, en la previa tinta de esta fragua, cada verso de la carne.
3° Para que el verso tome forma hay que acunarlo en pan rallado. Hay que divertirlo, masajearlo, vestirlo de blanco para su coronación.
4° Habiendo calentado la dorada fuente en el fuego, se coloca el verso previo al mar de aplausos y fuegos artificiales que lo coronarán de color oro y sol.
5° El resto del poema empieza con pan y termina símil. Le siguen (a gusto) diversos recursos estilísticos como la sinestesia de los aderezos, la hipérbole del picante, la aliteración de la lechuga, la anáfora del tomate, el oxímoron jamón y huevo, y otras tantas cosas más. Se puede hacer con hipérbaton o como un palíndromo.
6° Una vez obtenido el poema se recomienda acompañarlo con algunas exclamaciones fritas y la bebida más gramatical posible.
7° Provecho.


Comparte


Comentarios

Sitio Lufso

Facebook

¿Qué te pareció?

Tu correo electrónico no se mostrará. Los campos obligatorios están marcados con *.