Sitio Lufso

Biblioteca

Trementina de letras

De mi inspiración crecen azules racimos
que tu amor junto al mío los fueron cultivando
en la marca de mis manos.

Arbolados los dos entre vagos sentimientos
cruzamos con el cariño las hojas como el viento.
Perdido, más inmerso en la oscura fantasía
te busco entre mis brazos cuerpo de delicada ninfa.

Se van arraigando dentro de mi alma
los bosques de tu silueta de abetos y manzanas.
Eternos árboles donde brotan los azules racimos
desde el bálsamo de sus transparentes ramas.

Quiéreme a migajas de luz
Quiéreme como brisa sobre los campos
Quiéreme a muertes resucitadas
a vidas reencarnadas entre las alas de los besos.
Quiéreme de esas formas o quiéreme como quieras
Pero quiéreme, que yo así te quiero.
Te quiero para que me quieras igual.

Voy cubriéndome de tus delicados amaneceres.
Vas entrando en mi alma como la raíz en la tierra.
Me voy llenando la sangre con tu sabia
de topacios y mieles, de amor como brasas.

Quiéreme como yo te quiero
como yo te quiero te amo.
Quiéreme por amor, no me ames por querer.

De mi inspiración cada uva es un verso
en el racimo azul de los poemas.
De mi alma el amor se derrama
dentro de las frutas como trementina de letras.

Fundiéndome entre la copa de tus labios
cosecho los azules racimos en una copa para tu boca.
Voy a brindar con los frutos que en mi sembraste
Voy a quererte a muertes resucitadas
a vidas taladas de tus manos,
reencarnadas en las alas de los besos.
Y para que sepas que te quiero como te quiero
voy a embriagarte con el vino-bálsamo de mis uvas.


Categorías:

Etiquetas: , , ,

Comparte


Comentarios

Sitio Lufso

Facebook

¿Qué te pareció?

Tu correo electrónico no se mostrará. Los campos obligatorios están marcados con *.